OJ·MGZN

Mahón Conoce su legado británico

Posted on

Share this on anywhere you want!

Tanto si es tu primera vez como si eres asiduo, empecemos a visitar la isla por su capital: Mahón. Su puerto es una de las mayores bahías naturales del mundo, y en ella se adentraron en el pasado los mercaderes fenicios para protegerse de las olas y del viento.

Te recomendamos un paseo en alguno de los barcos turísticos que recorren la bahía, y que desde el agua contemples, la belleza de sus diferentes calas e islas.

Recorriendo la ciudad podrás descubrir la huella de todos los pueblos que se han asentado en la isla a lo largo de la historia: fenicios, griegos, romanos, árabes, cartagineses, etc. La estructura urbana pertenece a la época de la dominación inglesa, durante el siglo XVIII, época en la que se construyeron edificios como el ayuntamiento neoclásico o el Principal de Guardia, con su característica fachada roja. Uno de los monumentos principales es la Fortaleza de Isabel II, conocida como la Fortaleza de la Mola, que se encuentra en la entrada del puerto.

El mercado de Mahón te ofrece una oportunidad única de comprar a buen precio los productos típicos menorquines. No puedes hacer un viaje a Menorca y volver sin una ensaimada rellena, una sobrasada o unas abarcas.

Un ‘gin’ con historia

Los menorquines heredaron de los británicos, quienes permanecieron en la isla durante casi cien años, algo más que sus fortalezas, sus casas coloniales y sus plazas-fuertes, la ginebra. Hubo hasta cuatro destilerías de las que sólo una queda hoy: la famosa Xoriguer. Puedes visitarla en el puerto de Mahón, ver el proceso de elaboración y degustar sus diferentes combinaciones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies