OJ·MGZN

Lo último en tratamientos antiedad

Posted on

Share this on anywhere you want!

Bioestimulación con Factores de Crecimiento

El tratamiento con PRP (Plasma Rico en Plaquetas) también conocido como Bioestimulación con Factores de Crecimiento es una técnica que se inició en el campo de la traumatología para regenerar lesiones en los tejidos y que poco a poco se ha ido extendiendo a otras ramas de la medicina, como es el caso de la medicina estética, con excelentes resultados en rejuvenecimiento y regeneración de la piel y del cabello.

Este innovador procedimiento consiste en un preparado autólogo (se extrae del propio paciente), y por consecuente no tóxico ni  alergénico. Su finalidad es mejorar la hidratación, elasticidad y calidad de la piel, aportando luminosidad y tersura al rostro. Sus efectos se consiguen mediante la mejoría de la circulación local, la regeneración  y activación de la producción de colágeno y elastina.

El proceso consiste en obtener una pequeña muestra sanguínea del paciente mediante una extracción venosa que será procesada y centrifugada con el fin de obtener los factores de crecimiento del plasma del propio paciente. El plasma enriquecido obtenido se puede aplicar en cara, cuello, escote y manos, con el fin de regenerar los tejidos y ralentizar los efectos del envejecimiento; así como en cuero cabelludo, para regenerar el folículo piloso aportando vigorosidad y vitalidad al pelo.

Es un tratamiento que se puede aplicar en pacientes jóvenes o de mayor edad. No existe ninguna contraindicación ya que se utiliza el plasma del propio paciente.

La regeneración mediante PRP también es un complemento perfecto para otros tratamientos antiaging como el ácido hialurónico o el “botox”.

Hilos tensores, el nuevo lifting sin cirugía

Una novedosa técnica mínimamente invasiva que a través de hilos tensores consigue mejorar el aspecto de las pequeñas arrugas, los pliegues nasogenianos y la piel flácida logrando un efecto lifting inmediato y sin necesidad de cirugía.

Con el paso del tiempo y la fuerza de la gravedad nuestro cuerpo y nuestro rostro se van modificando. Las fibras de colágenos y elastina se van deteriorando, las estructuras grasas van cambiando por lo que la fisionomía de nuestra cara se va alterando.

Este tratamiento se basa en la implantación subcutánea de unos hilos de material biocompatibles (ácido poliláctico) provistos de unos conos que permiten traccionar y reposicionar la piel y los tejidos adyacentes, tecnología innovadora de Silhouette Soft. Para ello, los hilos están provistos de unas agujas guía que una vez alcanzado el tejido hipodérmico y gracias al anclaje proporcionado por dichos conos logra un efecto tensor inmediatomanteniendo en todo momento la fisonomía del paciente y una apariencia natural.

En pacientes con menor flacidez podemos recurrir al uso de finos hilos de sutura reabsorbibles de polidioxanona o PDO (conocidos como hilos japoneses o coreanos), trasportados por unas agujas especiales finas, sin incisiones ni anclajes, de diferentes calibres y longitudes. En este caso dichos hilos no traccionan si no que estimulan la producción de fibroblastos y colágeno.

Dependiendo del lugar de implantación de los hilos se consigue redefinir el óvalo facial y la línea mandibular, tensar el cuello y escote, atenuar los surcos nasogenianos y elevar las cejas de un modo sutil y natural. Los resultados perduran hasta el año o año y medio.