OJ·MGZN

Dios salve al Bótox

Posted on

Share this on anywhere you want!

Cada vez son más las mujeres y los hombres que llegan a la consulta con ganas de  mejorar. Muchos desean realizarse un tratamiento mínimamente invasivo y no exponerse al rigor del quirófano y el bisturí. El Botox, nombre comercial con el que comúnmente se conoce a la toxina botulínica con fines estéticos a nivel mundial, se ha convertido en el soberano absoluto de los tratamientos anti edad.

En los últimos cinco años el Botox se ha convertido en una de las soluciones para las arrugas que más se utilizan en todo el mundo por la facilidad en la aplicación y la sutileza de los cambios. Muchas personas indican que, tanto ellos como su entorno, perciben los resultados como un aire fresco y jovial en su rostro sin ningún tipo de cambio drástico, aportando así tranquilidad y confianza a la hora de realizar el tratamiento.

La Toxina Botulínica Tipo A es una proteína que relaja temporalmente el músculo en el que se aplica atenuando las líneas de expresión, aquellas que se forman en el rostro con el movimiento. Cada vez que nos expresamos, reímos o lloramos, los músculos de la cara se contraen y, tarde o temprano, la actividad de estos músculos produce arrugas en la frente, el entrecejo y las patas de gallo, entre otros.

¿Cómo se aplica?

La aplicación del Botox es un proceso mínimamente invasivo, rápido e indoloro que no requiere test de alergia, se lleva a cabo en pocos minutos y los pacientes pueden continuar con su ritmo de vida habitual sin inconvenientes. Se aplica mediante micro-inyecciones directamente en el músculo responsable de la formación de la arruga y, al relajarlo temporalmente, impide la profundización de las arrugas existentes, atenuándolas, y ralentiza la formación de nuevas, actuando de manera preventiva.

Los efectos iniciales son visibles a partir de los 4 días después del tratamiento y duran de 3 a 6 meses. Una vez que finalizan, el paciente vuelve al estado previo a la aplicación, habiendo  evitado durante ese período que el paso del tiempo siga dañando la piel. Si este tratamiento se lleva a cabo periódicamente podremos conseguir reeducar la musculatura facial y enlentecer el proceso de envejecimiento.

El profesional médico es quien determinará, en función de cada paciente, cuál es el momento idóneo para comenzar con el tratamiento. De todos modos, podemos decir que la edad promedio es a partir de los 30 años.

Aplicaciones más comunes del botox

A veces se confunde el Botox con algunas sustancias de relleno, por ejemplo cuando se ven unos labios excesivamente voluminosos e incluso con ciertas irregularidades se cree que es a causa de su excesiva  aplicación. Hay que aclarar que el Botox no es un relleno y por tanto no confiere volumen en las zonas tratadas.

Existen múltiples indicaciones médicas para el Botox como el tratamiento de migrañas, excesiva sudoración, estrabismo, tics, incontinencia urinaria…etc. Sin embargo, desde 2002, fecha en la que se aprobaron en España los usos estéticos del Botox, se indica para el tratamiento de líneas faciales hipercinéticas, es decir, las arrugas dinámicas visibles con el rostro en movimiento. Se aplica normalmente en el área superior del rostro -la frente, el entrecejo y las patas de gallo-, pero también puede usarse para tratar la sonrisa gingival, elevar la punta de la nariz, las comisuras de los labios, para delinear el contorno de la cara, en el cuello e incluso para recolocar las cejas.

La aplicación del Botox es todo un arte en las manos del médico experto, que debe conocer en profundidad la musculatura facial así como las variaciones anatómicas que pueden presentar los pacientes. El uso del Botox ha de ser extremadamente preciso, por lo que el médico debe tener además, un conocimiento minucioso del manejo de las dosis.

Con tu rostro en buenas manos, podrás lucir más joven, sonreír, gesticular, demostrar asombro y realizar cualquier tipo de expresión facial sin tener las líneas y las arrugas que te hacían parecer mayor pero recuerda siempre elegir a un médico cualificado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies