OJ·MGZN

20 mitos sobre la medicina y cirugía estética

Posted on

Share this on anywhere you want!

En verano se incrementa el número de intervenciones de cirugIía y medicina estética. no obstante, a pesar de su popularidad, todavIía circulan muchos mitos y falsas creencias. Con la ayuda de los doctores Junco y Vieira vamos a intentar desmontarlos.

 

–1.

Si eres portadora de prótesis mamarias no te pueden incinerar. FALSO.

Las altas temperaturas de un horno crematorio son capaces de deshacer los implantes mamarios mientras que el resto de prótesis (dentales, marcapasos, etc.) permanecen intactas y son separadas de las cenizas.

 

–2.

Las dietas proteinadas son muy eficaces pero tienen efecto rebote. FALSO.

Las dietas proteinadas son un método muy eficaz para bajar de peso de forma rápida y segura, siempre y cuando exista el control de un médico.

El efecto rebote puede aparecer cuando el paciente introduce los diferentes alimentos de forma incorrecta.

 

–3.

Después de operarme las orejas no podré usar gafas porque se me volverán a despegar. FALSO.

La otoplastia es la cirugía mediante la cual podemos aproximar las orejas a la cabeza. Una vez haya desaparecido la inflamación propia de cualquier operación, entre 2 y 3 semanas, podremos volver a llevar gafas sin temor.

 

–4.

Si tienes un queloide no te puedes operar. FALSO.

Los queloides son cicatrices anormales donde hay un exceso de tejido cicatricial dando un aspecto abultado.

La probabilidad de su aparición varía en función de la raza y de la localización de la cicatriz. Siendo más frecuente en la raza negra y en zonas como escote, línea media del cuerpo y hombros.

Si una persona presenta algún queloide puede someterse a una cirugía evitando en la medida de lo posible estas zonas y cuidando al máximo el proceso de cicatrización posterior.

–5.

No quiero empezar con tratamientos de medicina estética porque tendré que hacerlos de por vida. FALSO.

Los tratamientos médico-estéticos van destinados tanto a mejorar nuestro aspecto como a prevenir el envejecimiento.

Hay pacientes que recurren a la medicina estética en determinadas ocasiones para verse mejor, mientras que otros se someten de forma regular para prolongar sus resultados. En ambos casos habrán prevenido y ralentizado el proceso de envejecimiento durante el tiempo que duran los efectos.

 

–6.

Llevando implantes mamarios siempre se deforma el pecho cuando ejercitamos los pectorales. FALSO.

Las prótesis mamarias se pueden colocar en varios planos, dependiendo de donde se ubiquen se puede ver alterado el aspecto del pecho al realizar ejercicio.

Si colocamos una prótesis totalmente detrás del musculo pectoral al contraerse provocará la compresión de la prótesis hasta incluso en ocasiones podrá desplazarla hacia arriba y/o lateralmente, y con ello modificará el aspecto del pecho durante el ejercicio.

Por eso recomendamos que si las prótesis han de estar cubiertas por el músculo lo estén parcialmente, en una plano que llamamos “dual”.

 

–7.

La celulitis podemos eliminarla. FALSO.

La celulitis o “piel de naranja” es un problema que afecta a la piel de muchas mujeres, y tiene un origen genético, pudiéndose ver agravada por otros factores como sobrepeso, presencia de cúmulos grasos, mala alimentación, alcohol, sedentarismo, etc.

Existen tratamientos médico-estéticos que pueden mejorarla, incluso frenarla pero difícilmente eliminarla.

 

–8.

La liposucción sirve para adelgazar. FALSO.

La liposucción no es un método de adelgazamiento. Se trata de una cirugía destinada a eliminar acúmulos de grasa localizados en zonas como el abdomen, los flancos o las cartucheras.

 

–9.

Las últimas técnicas siempre son mejores que las de antes. FALSO.

Tras años de investigación van apareciendo nuevas técnicas y productos en el campo de la medicina y cirugía estética.

Muchas de ellas son variaciones de métodos y materiales antiguos. Sin embargo, hay tratamientos clásicos que perduran en el tiempo ya que son de suma eficacia y no han logrado ser desbancados.

 

–10.

Cualquier operación o tratamiento de estética se nota. FALSO.

Cuando una persona decide someterse a un tratamiento busca mejorar su imagen, para sentirse mejor consigo mism@, aunque muchas veces existe el miedo de parecer poco natural.

Una cirugía o un tratamiento de medicina estética bien realizado no tiene por qué ser evidente, ya que lo que buscamos son mejorías sutiles en el paciente imperceptibles por su entorno.

–11.

Con el bótox eliminaré las arrugas que hay justo por debajo del ojo. FALSO.

Con las infiltraciones de toxina botulínica podemos eliminar las arrugas del entrecejo, de la frente y de las patas de gallo. Las arrugas de la parte inferior del ojo no son candidatas a ser eliminadas con bótox ya que si trabajamos esta zona podría interferir en la movilidad del párpado inferior y sobre todo en el drenaje del saco lacrimal, de modo que eliminaríamos estas arrugas pero formaríamos pequeñas bolsas debido a la retención de líquido.

 

–12.

Con el pecho operado no hay que usar sujetador. FALSO.

El sujetador es el mejor aliado de un pecho, operado o no.

La gravedad, las fluctuaciones de peso, el embarazo y la pérdida de elasticidad de la piel provocan cambios negativos en la forma y firmeza del pecho. El sujetador, como su propia palabra indica, sujeta y combate estos factores procurando que la piel no sufra.

 

–13.

Si fumas no te puedes operar. FALSO.

El tabaco influye negativamente en el proceso de cicatrización ya que disminuye el aporte de oxigeno a los tejidos.

Uno de los factores claves para un buen resultado en cualquier cirugía, además de la buena técnica del cirujano, es una óptima cicatrización.

Por ello, siempre recomendamos disminuir el consumo de tabaco previamente a una cirugía, sobre todo en aquellas en las que movilizamos gran cantidad de tejidos (p.ej. líftings o reducciones mamarias).

 

–14.

Todos los aumentos de pecho se hacen con prótesis. FALSO.

Los implantes mamarios son hoy en día la mejor opción para conseguir aumentar hasta incluso cambiar la forma de un pecho.

En caso de que la paciente no desee llevar prótesis o busque un aumento leve y disponga de gran cantidad de grasa sobrante en otras partes de su cuerpo, podemos recurrir a dicha grasa para aumentar el pecho.

 

–15.

Los implantes mamarios interfieren en la detección del cáncer de mama. FALSO.

Los implantes no suponen absolutamente ninguna contraindicación para poder hacer cualquier prueba de imagen sobre los pechos.

Las prótesis no pueden dañarse a causa de estas pruebas y, si son realizadas en buenos centros con adecuada tecnología, tampoco producen distorsión de los resultados.

 

–16.

Me veo los pechos muy separados, si me opero los voy a juntar un poco más. FALSO.

No hay ninguna cirugía que logre juntar los pechos. No podemos modificar el nacimiento del pecho, de modo que no vamos a poder hacer que éstos estén más unidos ni más altos. Lo que sí podemos hacer es que visualmente, si utilizamos prótesis redondas, el pecho se vea más voluminoso en su polo superior y parezca que está más subido y más junto.

El efecto de realzar (push up) y de juntar (push in) sólo los conseguiremos con sujetadores específicos.

 

–17.

Después de la liposucción se tiende a tener flacidez en la piel. FALSO.

A la hora de indicar una liposucción es muy importante valorar el estado de la piel de la zona que se va a tratar.

Cuanta menos elasticidad tenga la piel más riesgo va a existir de que la piel no se retraiga lo suficiente y se descuelgue, “siendo peor el remedio que la enfermedad”.

Existen tratamientos posteriores a la liposucción para mejorar la elasticidad como la radiofrecuencia médica (Indiba® Deep Care).

–18.

La talla de un pecho nos dice lo grande o pequeño que es. FALSO.

Realmente lo que nos habla del tamaño de un pecho no es la talla sino la copa. La talla hace referencia a la medida del contorno torácico incluyendo el pecho, mientras que la copa nos indica el volumen del pecho. Por tanto, un pecho talla 100 copa A va a ser más pequeño que un pecho 85 copa B o C.

 

–19.

Si te has realizado un aumento de glúteos con prótesis las inyecciones intramusculares no están permitidas. VERDAD.

En un aumento de glúteos las prótesis quedan ubicadas entre la musculatura de las nalgas.

Habitualmente las inyecciones intramusculares se realizan en el cuadrante supero-externo del glúteo, donde habría una alta probabilidad de dañar el implante. En ese caso, otras zonas como muslos o brazos serían las indicadas para la inyección.

 

–20.

Los implantes mamarios aumentan el riesgo de cáncer de mama. FALSO.

No existe evidencia científica de que los implantes mamarios aumenten el riesgo de contraer cáncer de mama, todos los implantes que utilizamos están aprobados por Sanidad.